Hogwarts University

Tras la caída de Voldemort, una nueva secta de magos oscuros surge desde las cenízas de los Mortífagos. En respuesta, el Ministerio crea la Universidad Hogwarts, destinada a llevar a la sociedad mágica al próximo escalón educativo, el Universitario.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Ver Mensajes
Ver tus mensajes
Ver mensajes sin respuesta
Ver mensajes desde la última visita
Noticias
Miembros que empiezan más temas
Matthew Rogers
 
Gipsy Appleton
 
Alexandra Moxley
 
Theresa Campbell
 
Co-Admin A.
 
John Russell
 
Sarah Adams
 
Kathleen Ronan
 
Rose Taylor
 
Leon Williams
 
Los posteadores más activos de la semana
Los posteadores más activos del mes
Mejores posteadores
Sarah Adams
 
Gipsy Appleton
 
Co-Admin A.
 
Matthew Rogers
 
Alexandra Moxley
 
Edward Delacroix
 
Rose Taylor
 
Theresa Campbell
 
Lazarus Jones
 
John Russell
 

Comparte | 
 

 Entran dos...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Entran dos...   8/24/2013, 4:53 pm

((Continúa de este tema ))

Tarja venía de la sala de profesores con su colega. Habían desayunado allá arriba discutiendo los libros de poesía que Stephanie le había prestado la semana anterior y ahora se dirigían al gran salón para hacer acto de presencia. Ninguna de las dos disfrutaba los lugares concurridos, por lo que al irse conociendo mejor, habían optado por esa opción alternativa.

Durante una pausa en la conversación, Tarja volvió la vista al frente y reconoció la característica cabellera de su sobrina cubriéndole el rostro. Junto a ella, había uno de sus alumnos en el suelo. Es no iba a ser sólo otro día tranquilo en Hogwarts, aparentemente. Reprimió un suspiro y corrió junto a su sobrina con la preocupación de una madre. "Mi niña... ¿qué te sucede?" Atinó a preguntar. La situación la había sobrecogido durante un momento, dejándola sin saber qué decir. Estiró una mano hacia Giselle e intentó la cara de cabello.


Última edición por Tarja Varanen el 8/24/2013, 8:58 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stephanie Dalton
Jefe de casa (Quelchyquibb)
avatar

Femenino Virgo Edad : 33
Mensajes : 272
Humor : Melancólico, estresado,
Carrera : Enfermera muggle, profesora

Datos del Personaje
Signo: Virgo
Casa: Educación Muggle
Año: Squibb

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/24/2013, 5:10 pm

Fanny andaba junto a Tarja, seguida por un par de sus alumnos que la habían visto pasar por el pasillo y se le habían pegado como lo hacían habitualmente, como pollitos a mamá gallina. Ella no les prestaba atención. Le habían dicho que los estimulara a ser más independientes y la pobre mujer hacía lo posible por ignorarlos, aunque le rompiera el hipersensible corazón. 

Entretanto, la conversación literaria ocupaba su mente. Al menos, ese fue el caso hasta que se encontró con dos alumnos en el suelo, uno de los cuales tenía un color de piel bastante particular. No necesitó conocimientos de medimagia para darse cuenta de que había algo mal en el espectáculo frente a ellas, su formación como enfermera muggle se lo decía. Por más magia que hubiera en el castillo, la gente que se andaba cayendo de las escobas, no podía mantener el equilibrio y exhibía una pigmentación tan extraña a tan pocos metros de la enfermería, probablemente estuviera intentando ver a Cora. La chica le caía bien. Era amiga de su ex marido y siempre le había parecido una buena persona. De haber sido más perspicaz, hubiera sentido celos desde el primer momento, pero para fortuna de Fanny, la ignorancia era una bendición.

El instinto de enfermera entró en acción de inmediato y se olvidó por completo de su colega, al punto de que no se dio cuenta del cambio operado en ella. Se acercó a los muchachos con el ceño fruncido de preocupación y se arrodilló junto a ellos. Apoyó una mano sobre la frente de Lazarus con suavidad y la retiró enseguida. Ahora parecía mucho más preocupada, mirando alrededor en busca de ayuda. Como jefa de casa, se suponía que debía saber cómo reaccionar ante tales situaciones, pero la verdad era que estaba ahí por acomodo y no tenía la menor idea de cómo tratar enfermedades mágicas. 

Su primer instinto fue el de llamar a Matt, la única persona que la hacía sentirse segura en el castillo a pesar de sus diferencias, pero ¿cómo alcanzarlo? En un momento de extraña lucidez para lo que era su mente letárgica, recordó a sus alumnos y les pidió que fueran a buscar al profesor Rogers. Éstos desaparecieron corriendo por el pasillo a cumplir con el encargo. Entonces ella se volvió hacia Giselle. "¿Te encuentras bien?" Fanny parecía nerviosa. No estaba acostumbrada a tratar con los alumnos de otras casas, los que podían hacer magia como cualquier mago. Era mucho más estresante para ella que conversar con sus pequeños pollitos mojados, tan perdidos en ese mundo magico como ella misma.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sarah Adams

avatar

Femenino Géminis Edad : 18
Mensajes : 716
Humor : Taciturna, melancólica, cabizbaja.

Datos del Personaje
Signo: Geminis
Casa: Ravenclaw
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/24/2013, 6:35 pm

Es espacio se fue llenando de personas y de ruido. Giselle rodó los ojos hasta donde estaba las recién llegadas. Miró a Laz y su repentino y extraño color. Intentó preguntarle qué le ocurría, aun sabiendo que seguramente Laz no tenía idea, pero no pudo. Las palabras no salieron de su boca.

Sabía el nombre de Stephanie Dalton, y algún dato más de su vida. Pero no había tenido la oportunidad de hablar con ella. Le aterraba un poco la situación, porque no se sentía valiente en ese momento como para conocer a alguien nuevo. Cada persona con la que interactuaba, le generaba cierto grado de presión y autoexigencia de al menos quedar bien.

Cuando le preguntó si estaba bien, de nuevo quiso responder, pero no pudo hablar. De hecho, se dio cuenta de que no había abierto la boca. "Qué tonta", pensó, e intentó hablar de nuevo. No pudo. Simplificó la orden mental, y solo quiso abrir la boca. Tampoco pudo.

Eso le causó una desesperación terrible. Trató de llevarse las manos a la cara y abrir su boca con ayuda de ellas, pero no logró despegarlas del piso. Quiso sacudir todo su puero, hacer fuerza, pero por más que lo intentaba con todas sus fuerzas, que mentalmente le decía a su cuerpo que se moviera frenéticamente, no pudo hacerlo ni un solo milímetro.

Nunca se había sentido tan atrapada en toda su vida. Esperó que el modo en que rodaba sus ojos le hiciera ver a los demás que no se podía mover, y no que estuviera siendo grosera. No sabía que hacer. Sentía deseos de llorar histéricamente, y ninguna parte de su cuerpo podía complacerla.

Escuchó a su tía hacerle una pregunta similar, diciéndole "mi niña" con su voz llena de preocupación, pero tampoco pudo responderle. Nada, nada en su cuerpo respondía a su solicitud. Trató de buscarle los ojos con la mirada, pero la inclinación de su cabeza no se lo permitió.

Por primera vez en su vida sintió una poderosa necesidad de gritar con todas sus fuerzas, pero no pudo. Y su grito tronador clamando por ayuda, falleció en algún punto entre su pecho y su garganta.


Última edición por Sarah Adams el 8/24/2013, 9:02 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lazarus Jones
Buscador de Hufflepuff
avatar

Masculino Edad : 17
Mensajes : 315
Humor : Distraído
Carrera : Colgado atómico

Datos del Personaje
Signo: Acuario
Casa: Hufflepuff
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/24/2013, 7:56 pm

Laz buscó a Giselle con la mirada, medio despatarrado en el suelo como estaba. La encontró en un estado no mucho mejor. Tal vez aquello sí había sido una maldición después de todo, pero la puerta de la enfermería era, en todo caso, el mejor lugar para que alguien entendiera la indirecta e hiciera algo por ayudarlos. 

Los párpados le pesaban y cerró los ojos. Reconoció la voz de la profesora nueva de fondo justo antes de dejarse arrastrar a un mundo de oscuridad sin consciencia. Volaba de fiebre, pero incluso en esos momentos antes de perder el conocimiento, ni el frío adoquinado del suelo parecía servir para aliviar el problema.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stephanie Dalton
Jefe de casa (Quelchyquibb)
avatar

Femenino Virgo Edad : 33
Mensajes : 272
Humor : Melancólico, estresado,
Carrera : Enfermera muggle, profesora

Datos del Personaje
Signo: Virgo
Casa: Educación Muggle
Año: Squibb

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/24/2013, 9:14 pm

Cuando los alumnos se hubieron marchado, se volvió hacia Tarja con preocupación. "El chico está volando de fiebre." Explicó. Recién entonces registró la manera en que su colega estaba tratando a la otra muchacha. Había escuchado que tenía una sobrina pero nunca la había podido ubicar entre el mar de estudiantes que era Hogwarts, especialmente ahora que había chicos de otros colegios a causa del torneo. Cada rincón del castillo parecía un mar de gente a toda hora por el incremento poblacional.

Giró el rostro hacia la puerta de la enfermería. "Llevémoslos adentro. Cora sabrá tratarlos." Confió. Para ella, cuyo mayor logro había sido conseguir realizar dos veces un triste hechizo convocador, ese tipo de curaciones realmente eran cuestiones mágicas. Pero su autoestima hacía que prefiriera ser una squibb que "sólo" podía hacer algunos hechizos simples a conformarse con pertenecer a la mayoría que no podía hacer ninguno.

Volvió a buscar la mirada de Tarja con cierta desesperación, pidiendo ayuda. "¿Crees que podrías...?" Ni sabía cómo se llamaba el hechizo y la palabra "levitar" no le venía a la mente. La situación la tenía tan nerviosa que comenzó a temblar peligrosamente. Tragó saliva. Intentó respirar profundo y vaciar su mente. No quería que su cuerpo hiciera alguna estupidez como incendiarse o lacerarse o hincharse a causa de ello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/24/2013, 9:21 pm

La falta de respuesta de su sobrina la preocupó aún más y comenzó a entrar en pánico como Stephanie, aunque de manera más inocua para sí misma y para los otros. De todos los adultos del castillo, justamente las dos con menos experiencia en manejo de situaciones tenían que ser las que estuvieran ahí en ese momento... la diosa fortuna no les sonreía. Al menos, las palabras de su colega la tranquilizaron. Nunca le había sucedido que un estudiante de su casa tuviera un problema que la enfermera no supiera tratar. Lo de la chica de Ravenclaw había sido un desafortunado accidente, pero en todo caso, era culpa del director. 

Tardó en reaccionar a lo que se le estaba diciendo, demasiado preocupada por le bienestar de Giselle. Finalmente asintió de manera brusca y sacó su varita de entre los pliegues de su ropa llena de encajes negros en un movimiento algo exagerado a causa de la prisa. Apuntó a Lazarus con la varita y conjuró un mobilicorpus que lo hizo elevarse un par de pies en el aire. Un momento después, la puerta de la enfermería se abrió y el muchacho comenzó a flotar en esa dirección. 

Tarja se volvió hacia su sobrina, aunque su varita aún apuntaba en dirección a la enfermería y parecía brillar suavemente. La miró insegura. ¿Debía hacer lo mismo con ella o intentar llevarla caminando? No parecía estar inconsciente, pero el que no le respondiera la tenía preocupada. Para colmo de males, tendría que llamar a Turpin, su jefe de casa. De todas las personas del castillo... Pero su vida desamorosa le importaba bien poco comparado con la salud de su pequeña.

Decidió hacer un intento más. "Deja que te ayude a ponerte en pie. Nos sentaremos en la enfermería por un rato. ¿Si?" Finalmente guardó la varita e intentó ayudarla a pararse, aunque no sabía ni por dónde comenzar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sarah Adams

avatar

Femenino Géminis Edad : 18
Mensajes : 716
Humor : Taciturna, melancólica, cabizbaja.

Datos del Personaje
Signo: Geminis
Casa: Ravenclaw
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/24/2013, 11:55 pm

((Cuento con el permiso de Tarja Veranen para la narración de la siguiente escena))

Giselle escuchaba y entendía todo con claridad, como su su mente se hubiera despertado, al tiempo que su cuerpo se apagaba. Escuchó que su tía le ofrecía ayuda para levantarse, y quiso aceptarla, pero su cuerpo permanecía igual. No parecía estar duro a blando, sino simplemente quieto. Con una quietud inhumana.

Tarja la tomó de una mano y la impulsó. No se requirió fuerza, el brazo obedeció a la indicación de ir hacia adelante con completa naturalidad. Cuando la soltó, la mano permaneció en el aire, sumisa. Sorprendida, la tomó del mentón, la cara de Giselle pudo enfrentar la suya.

Giselle la miró a los ojos, aterrada. Esperaba que Tarja comprendiera el mensaje telepático que le estaba enviando. "Te veo, te escucho, estoy aquí... atrapada".

Tarja le acomodó el pelo hacia atrás para verla mejor. Giselle lo agradeció porque le molestaba y sufría por no poder siquiera correrlo ella misma de su rostro. Poco a poco su tía fue acomodando su cuerpo y ayudándola a ponerse de pie. El cuerpo de Giselle permaneció de pie, en completo equilibrio, como una muñeca.

((Si te parece que me fui a la concha del pato, avisame y edito)))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lazarus Jones
Buscador de Hufflepuff
avatar

Masculino Edad : 17
Mensajes : 315
Humor : Distraído
Carrera : Colgado atómico

Datos del Personaje
Signo: Acuario
Casa: Hufflepuff
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/25/2013, 12:12 am

((Fe de ratitas: avisame y edito e invito. Por ahí es divertido ;))

Laz flotó inconsciente por el pasillo y dentro de la enfermería hasta que fue depositado en una cama con algo menos de la suavidad que uno hubiera pensado necesaria dada la situación. De inmediato, el sonido del cuerpo cayendo sobre la cama desde unos centímetros y haciendo chillar el metal contra el piso de piedra, debería haber atraído a la enfermera de estar ahí. ((A la cual le voy a pedir permiso cuando la tenga a mano))

((No tengo mucho más para agregar XD))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stephanie Dalton
Jefe de casa (Quelchyquibb)
avatar

Femenino Virgo Edad : 33
Mensajes : 272
Humor : Melancólico, estresado,
Carrera : Enfermera muggle, profesora

Datos del Personaje
Signo: Virgo
Casa: Educación Muggle
Año: Squibb

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/25/2013, 12:16 am

Al ver que Tarja se ocupaba de la otra chica, Fanny se sintió de más e intentó aprovechar el momento de paz para calmarse. Tan shockeada estaba por todo lo sucedido que no había tenido ni oportunidad de reaccionar a agradecerle a su compañera por ocuparse del muchacho. 

Cuando logró calmarse lo suficiente como para estar segura de que ni ella ni nadie más saldrían lastimados, pudo pensar con más claridad. ¿Qué es lo que se supone que haga en estos casos? Se preguntó. Buscar al jefe de casa. ¡Claro! Tarja podía ser la tía, pero la situación requería que se avisara al jefe de casa. 


"Iré en busca de Jax." Avisó antes de desaparecer por el pasillo en dirección al comedor, donde probablemente encontrara no sólo al profesor de Runas, sino a todos los demás docentes. Al menos no tendría más obligación de estar involucrada en esa situación tan incómoda. Casi se sintió agradecida de que no le correspondiera.

Cuando se calmara sentiría algo de culpa por dejar a su amiga sola con su ex, pero ahora... ahora sólo quería salir corriendo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/25/2013, 12:29 am

((Nada de patos, pero me re comería unas costillitas de cerdo de "postre" XD soy rara.))

Después de mirar largamente a su sobrina a los ojos, Tarja se quedó algo más tranquila. No parecía estar fuera de sí y claramente aún estaba consciente a pesar de lo que sea que le sucediera. Se preguntó qué clase de broma de mal gusto podrían haberle jugado a ella y a su amigo para dejarlos en semejante estado. La escoba tirada en el suelo sugería que habían intentado llegar allí desde alguna otra parte. Pero ¿quién podría querer meterse con dos antisociales que no molestaban a nadie? De ella le constaba y Jones... lo tenía bajo su tutela como jefa de Hufflepuff hacía años. Sabía que tenía un carácter difícil, pero dudaba que pudiera generarse enemigos capaces de tal desastre. El aspecto del chico realmente la había impresionado.  

Apenas atinó a asentir a su compañera vagamente cuando anunció que se iba a buscar a Turpin. Estaba más concentrada en Giselle que en otra cosa, así que aunque le hubieran puesto un desfile de todos sus ex novios (que tampoco habían sido tantos) delante, no le hubiera cambiado demasiado en ese momento. 

((Y para esto ahora yo tengo permiso de la señorita Wednesday Adams))
Como pudo, intentó guiarla dentro de la enfermería lentamente, en vista de que el cuerpo de ella, una vez guiado, parecía obedecer órdenes o al menos seguir la corriente. La fue llevando hasta la cama más cercana que encontró vacía, al lado del muchacho pero del otro lado del biombo verde. La ayudó a sentarse y se sentó a su lado, insegura sobre si recostarla o dejarla ahí ya que no parecía que fuera a caerse de momento. Se preguntó cuál sería el siguiente paso a seguir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/25/2013, 12:40 am

Matt llegó un par de minutos después, convocado por los alumnos de su ex mujer, a la que no encontró frente a la enfermería como le habían dicho. Entró a buscarla, pero en lugar de eso, se encontró con un chico de apariencia verdosa en la cama que tenía más a la vista. Se preguntó por qué nadie lo había ocultado con un biombo. 

Buscó a Cora con la vista, pero debía estar en el comedor con el resto de la gente. ¡Toda esa conmoción y a nadie se le había ocurrido llamar a la enfermera! O tal vez aún no fuera su horario de entrada. No le conocía los horarios tan al detalle. Era su amiga cercana, pero solía visitarla después de clases, por la tarde. 

En cualquier caso, se acercó a inspeccionarlo y enseguida torció el ceño. Lo que vio no le gustó para nada. Eso era magia negra y no una con la que él estuviera familiarizado. Estaba a punto de recibirse de Auror. Le faltaba la tesis y había sido un estudiante aplicado, pero en ningún momento se había cruzado con ningún tipo de maldición que dejara a la persona inconsciente como este chico parecía estar y con la tez de color verdoso. Estiró una mano para tomarle el pulso. Lo sintió débil y la piel reseca y caliente. Estaba volando de fiebre. ¿Qué se hacía en esos casos? Él no era médico. Por más que se especializara en magia negra, eso era algo que no había visto antes. 

Como su profesor le había enseñado, intentó primero con los contramaleficios básicos, uno por uno, rechequeando el pulso y la temperatura después de cada intento en caso de mejoría, pero no parecían surtir efecto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/25/2013, 12:44 am

Al escuchar pisadas, Tarja salió de detrás del biombo y se encontró con el profesor de Defensa. Nada podía venirle más al caso. "Matthew..." murmuró antes de acercarse a él, no sin cierto miedo. El hombre la intimidaba bastante con su manera de ser, pero, como profesora, comprendía que la situación era mucho más importante que las diferencias y pequeñas incomodidades que pudieran tener entre ellos. 

"¡Gracias al cielo que llegó!" Dijo sinceramente. Se acercó a él con interés y curiosidad, para ver el procedimiento que estaba llevando a cabo en el chico. "Él es uno de los míos." Le informó. "¿Debería notificar a la familia?" La idea de tener que hablar con padres posiblemente furiosos la ponía nerviosa, pero no avisarles hubiera sido aún peor. "¿Qué es lo que tiene? Mi sobrina está igual..." pero aquello no le hacía justicia y ella era del tipo de persona que se ponía nerviosa y comenzaba a hablar sin parar bajo presión, contrario a todo lo que uno creería de alguien tan callado. 

"Bueno, no exactamente igual. Está como catatónica." Explicó. La preocupación en ella era más que evidente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/25/2013, 12:48 am

Él ya estaba ocupado trabajando sobre el muchacho cuando ella se le acercó a hablarle. No había perdido tiempo distrayéndose con ella después de haber visto la condición del chico. 

La ignoró intentando concentrarse, pero cuando ella continuó hablando de todos modos levantó la vista y le dedicó una mirada de reproche. "Eso es lo que estoy intentando averiguar. ¿Podría callarse?" Le pidió en tono irritado. Si ella era jefa de casa hace años y a estas alturas no sabía cuándo notificar a los padres, realmente no se merecía el puesto, algo que él venía sosteniendo desde que la hubieran contratado. 

Decidió que una chica consciente pero non-responsive era menos prioridad que alguien con pérdida de consciencia y, por ende, volvió a ignorarla hasta que hubo agotado sus conocimientos. Entonces levantó la mirada hacia Tarja y la miró sombrío. El pronóstico no era bueno, aunque él no tenía la menor idea de cuál era. "¿Qué sucedió?" Preguntó al fin.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   8/26/2013, 9:52 pm

Tarja bajó la vista y enrojeció visiblemente. No sabía si estaba más avergonzada o furiosa. ¿Cómo podía ser tan maleducado? Podía haberle dicho lo mismo de mejor manera, a pesar de la situación. 

Aún así, se quedó a ver qué era de su alumno y finalmente explicó a su colega lo poco que sabía sobre la situación antes de regresar junto a su sobrina. 

Se sentó nuevamente a su lado en la cama. Le tomó la mano en una de las suyas, mirándola a los ojos. "Todo va a estar bien, querida." Le aseguró con cariño, aunque le resultó imposible ocultar su preocupación. "¿Por qué no te relajas y te pones cómoda un rato?" Intentó ayudarla a recostarse, apoyando la otra mano en su hombro.

".Realmente ayudaría si pudieras decirnos qué sucedió." Intentó mientras trataba de acostar a su sobrina como a una niña pequeña. Giselle siempre había sido callada, pero le pareció que en este caso había más que simple timidez. 

((Godomodee a gusto señorita ;))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sarah Adams

avatar

Femenino Géminis Edad : 18
Mensajes : 716
Humor : Taciturna, melancólica, cabizbaja.

Datos del Personaje
Signo: Geminis
Casa: Ravenclaw
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   9/21/2013, 11:35 pm

Giselle movía los ojos de un lado a otro con desesperación, como si con ellos pudiera trazar letras legibles para los demás. Aunque esa idea no había pasado por su cabeza. En su fuero interno gritaba y se agitaba violentamente, pero ella misma veía que nada ocurría.

Tarja la acomodaba lentamente y con suavidad, para tratar de acomodarla en la cama. Y aunque pensó que la situación no podía ser peor, notó que su cuerpo comenzaba a poner ciertas reticencias a los suaves movimientos que su tía hacía al manipular su cuerpo. Sentía como si su cuerpo se secara desde adentro, pero no era exactamente eso. Era fragilidad en estado puro, pero al mismo tiempo solidez. Como si estuviera hecha con la cera de una vela.

Trataba de estudiar lo que sentía y pensar en eso, pensar cómo hacérselo saber a los demás, cuando algo la sacó repentinamente de ese ensimismamiento.

Cuando Tarja había movido su brazo, sintió un dolor agudo que surcó la parte trasera de su hombro, como si alguien la hubiera acuchillado sobre la escápula. Quiso gritar, pero sólo atinó a cerrar los ojos lamentando su silencioso dolor. Sentía algo que goteaba su espalda.

No sabía cómo, pero estaba segura de que su piel se había agrietado.

Se desesperaba, no podía decírselo a nadie y su tía con total suavidad intentaba recostarla.

Se lamentó de su ropa oscura, que seguro les impediría ver la sangre hasta pasado un rato.

Se lamentó de no poder mover la cara, no poder hablar.

La sangre seguía goteando lentamente, como la arena que se escuche por la cintura frágil de un reloj.

Y entonces sintió otro filo cruzar su piel, pero esta vez en el lado derecho de su cintura. Era muchísimo peor. Como estaba siendo manipulada con  cuidado, la herida se abría poco a poco. Sentía su piel separarse poco a poco. La sentía rendirse ante el movimiento.

Luego el goteo... la ropa negra, enmudeciendo la sangre tal como su estado la enmudecía a ella.

Ahora estaba boca arriba en la camilla, y tenía las luces en la cara. Veía el rostro preocupado de su tía, y no tenía palabras de ayuda ni de consuelo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 6:45 pm

La angustia de Tarja crecía junto con la evidente desesperación de su sobrina. Giselle estaba ahí a su cargo y tutela. Si algo le sucedía, no había manera de que pudiera responder ante su hermano... No quería ni imaginarse la situación. La idea de perder a la persona más importante en su reducido mundo era demasiado dolorosa. 

Veía a Giselle agitar los ojos de un lado para otro e imaginaba lo que debía estar sintiendo. La impotencia la lastimaba tanto como la preocupación, al punto en que había olvidado por completo su discusión previa con Rogers. La muchacha frente a ella tenía toda su atención. 

Había intentado recostarla de la manera más suave y delicada posible, esperando que una vez en la cama fuera capaz de tranquilizarse, pero no parecía que eso fuera a dar resultado. 

No notó que el cuerpo de su sobrina se había vuelto tan frágil. Se sentía tan rígido debajo de sus yemas, que delicadeza hubiera sido lo último que uno hubiera esperado en ella. Tampoco no tó la sangre enseguida, a causa de la ropa negra: fueron las sábanas blancas de la enfermería las que finalmente la delataron. 

Se había sentado junto a ella a murmurarle palabras tranquilizadoras y asegurarle que estaba en buenas manos, que todo estaría bien, cuando notó algo raro en el rabillo del ojo. Algo se movía lento pero determinado en su visión periférica. Un ínfimo hilillo de sangre en las sábanas. Se le hizo un nudo en el estómago y se dejó vencer por el pánico. La había creído físicamente bien a pesar de su inmobilidad y ahora resultaba que estaba herida. 

"¡Enfermera!" Comenzó a gritar con una nota de pánico en su voz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lazarus Jones
Buscador de Hufflepuff
avatar

Masculino Edad : 17
Mensajes : 315
Humor : Distraído
Carrera : Colgado atómico

Datos del Personaje
Signo: Acuario
Casa: Hufflepuff
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 6:49 pm

Unos pocos segundos antes de que Tarja comenzara a gritar, más o menos cuando Giselle comenzó a rasgarse de manera más severa al ser recostada, el cuerpo de Lazarus, antinaturalmente frío y lívido comenzó a sacudirse, presa de un ataque de fuertes convulsiones. Tenía los ojos vueltos hacia adentro y espuma en la boca. Su mente más allá de las preocupaciones de este mundo, en la inconsciencia total.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 6:54 pm

Matt también elevó la voz para llamar a la enfermera con cierta urgencia en su tono, y lo hizo apenas un momento antes de que Tarja misma comenzara a gritar.

El pulso se le aceleró. Sentía que la situación se le estaba escapando de las manos. No estaba acostumbrado a que eso le sucediera a él, que siempre tenía todo bajo control y se sentía curtido por todo lo que había tenido que manejar como jefe de la casa más revoltosa de Hogwarts. Podía sentir su pulso en el cuello, fuerte a causa de la adrenalina.

Apenas apareció la enfermera, Matt la dejó hacerse cargo de la situación que él claramente no sabía manejar... porque nunca había visto a nadie convulsionar con anterioridad, y rodeó el biombo para dirigirse rápidamente a la cama donde habían puesto a la otra alumna.

A simple vista no encontró nada que justificara los gritos de Tarja, de modo que fijó su mirada en ésta, demandando una explicación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 7:00 pm

Levantó la vista cuando oyó pasos que se acercaban. Estaba tan nerviosa que ni tuvo tiempo de decepcionarse al ver a Rogers en lugar de la enfermera. Se sentía tan indefensa como una niña, porque el no tener conocimiento de lo que sucedía la ponía en una situación de pasividad. Incluso la visión desagradable de Matthew era bienvenida. Al menos él tenía experiencia ¿no? Profesor de defensa contra las artes oscuras uno no se hacía de la noche a la mañana.

"¡Está sangrando!" Exclamó exasperada. ¿Cómo podía no darse cuenta? Por más nimio que fuera... aunque el hilillo seguía creciendo y expandiendo la mancha en las sábanas. Eso no le daba buena espina. "Yo nada más la acosté..." añadió a la defensiva.

No se atrevió a acercarse a mirar mejor la herida. Tenía miedo de lo que pudiera llegar a descubrir. Nunca había estado tan asustada en su vida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 7:05 pm

Apenas recibir la información los ojos de Matt, que habían estado escrutando el cuerpo de la joven, hallaron lo que para él era una pequeña manchita en las sábanas. Sin embargo, la situación de ambos chicos parecía lo suficientemente preocupante como para decidirse a inspeccionar más. 

Se acercó a la cama con la varita en la mano y se arrodilló junto a Giselle, del lado en que su hombro y cadera estaban manchando la cama. Un hechizo simple hizo desaparecer gran parte de la ropa de la chica, dejándola en ropa interior. Eso serviría para darle un mejor panorama de cuál era la situación a nivel piel y qué contramaleficio podía utilizar para contrarrestarlo, pero la verdad es que en su vida había visto magia tan avanzada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sarah Adams

avatar

Femenino Géminis Edad : 18
Mensajes : 716
Humor : Taciturna, melancólica, cabizbaja.

Datos del Personaje
Signo: Geminis
Casa: Ravenclaw
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 7:20 pm

Al entender que Tarja había visto la sangre, y a pesar de los gritos de desesperación, se sintió aliviada. Al menos ya sabían gran parte de lo que quería decir. No prestó atención a la llegada de Roggers, ni a las palabras escuetas que intercambiaban. De hecho, cuando un hombre hizo desaparecer su ropa, no sintió nada. Ni nervios, ni vergüenza, ni ansiedad.

Nada importaba ya.

Eran todos problemitas cotidianos de escaso interés.

Era como si su mente y su cuerpo se hubieran disociado por completo. Y la mente de Giselle, nada podía esperar de ese cuerpo. Le pertenecía a alguien más.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 8:09 pm

La fama de mujeriego de su colega, la cual le constaba por lo poco que había visto y oído de él y por él, no era un buen trasfondo para que se quedara tranquila viéndolo desvestir a su niñita como si tal cosa, por más que estuviera mentalmente segura de que debía de estarla mirando de manera clínica. Era un tipo que se había acostado con todo lo que llevara pollera y sintió la necesidad de protestar y ponerse muy a la defensiva. 

Quiso quejarse, pero podía oír a la enfermera ocupándose del chico al otro lado del biombo. Ella no vendría a ayudarla por ahora y tal vez Matt pudiera hacer algo por su sobrina a demás de desvestirla. Era lo suficientemente inteligente como para quedarse en el molde, así que se limitó a fulminar a Matt con la mirada y apretar los labios y las manos mientras observaba, lista a reñirlo si se excedía medio milímetro de la raya. 

Se asombró y asustó de lo que vio cuando el cuerpo de su sobrina quedó expuesto. Tuvo que reprimir un gritito de sorpresa y se tapó la cara con las manos. Su determinación de observar a Matt había pasado a un tercerísimo plano. Ahora sólo sentía que lo que acababa de ver era demasiado para ella. La piel blanca estaba rajada como una antigua estua de mármol... salvo que podía ver tejidos humanos debajo de ellos y se sintió al borde de un ataque de nervios, cerca de ponerse a gritar, llorar, o desmayarse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/6/2013, 8:26 pm

Ciertamente la mirada de Matt era clínica y analítica. En todo caso, su ceño fruncido podría dar lugar a pensar que encontraba a la chica desagradable... y era parcialmente cierto. Las heridas que encontró en ella eran antinaturales para un cuerpo humano normal, distintas de las maldiciones que estaba acostumbrado a ver en clase de Aurismo. No había bordes levantados donde el hechizo había golpeado la carne. Parecía un corte limpio... como hecho por algo muy fino como una katana o una hoja de papel o un láser muggle... si él supiera lo que eso era. ((Me tomé la libertad porque vos no describiste nada más. Me basé en lo que pusiste y lo que hablamos al planearlo)).

"Es obviamente magia negra, pero nunca vi algo como esto en mi vida." Le aseguró entre dientes, sin quitar la mirada de la paciente "Sea lo que sea, viene de adentro. Sus ropas estaban en perfecto estado." Sintió la tentación de aplicar el método científico, de probar sus teorías mentales pero para eso debería moverla y no quería causar más daño cuando las zonas comprometidas estaban cerca de lugares críticos como la caja torácica y el área que contenía los órganos blandos. 

"No quiero intentar nada antes de saber qué ocurrió. Parece magia poderosa y un error en este punto podría ser fatal. Intentaré entrar en su cabeza con tu permiso..." siendo que ella era mayor de edad y no estaba consciente como para dar consentimiento. En cualquier caso, era una situación lo suficientemente grave como para tomarse las atribuciones de profesor.

Cerró los ojos y se concentró en Giselle y en su mente. "Legilimens..." suspiró. De inmediato sintió resistencia, una a la cual no estaba acostumbrado de una persona que parecía apenas consciente y era tan joven que no podía ser experta en occlumancia. 

Dudaba que la niña estuviera intentando dejarlo fuera de su cabeza a propósito, pero se sentía una fuerte resistencia que lo hizo fruncir aún más el ceño. ¿Podía el mismo maleficio que estaba lastimando su cuerpo estar bloqueándole el acceso a su mente?

Intentó por varios caminos, buscando una debilidad en la barrera de defensa hasta que encontró una pequeña entrada. ((Y ahora Giselle será amable de contarnos qué tanto es lo que él vio o no vio. Si es sólo lo que ella piensa en ese instante, o lo que pasó en la casa o un concepto borroso o lo que guste))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sarah Adams

avatar

Femenino Géminis Edad : 18
Mensajes : 716
Humor : Taciturna, melancólica, cabizbaja.

Datos del Personaje
Signo: Geminis
Casa: Ravenclaw
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/14/2013, 3:05 pm

_¡ESCRIBE CON LA MANO DERECHA! -tronaba una voz femenina.

Junto a una señora de edad avanzada pero carácter firme, se encontraba una niña delgada y delicada como una muñeca de porcelana. Su piel era muy blanca y su cabello negro cuidadosamente peinado, caía hacia atrás sostenido por un vincha  trenzada de color borgoña.

La pequeña, que no tendría más de 6 años, colocó la palma de la mano sobre el borde de la mesa y cerró los ojos. La señora rasgó el aire con una regla de madera, y la golpeó justo sobre los dedos que enrojecieron rápidamente. Ella se estremeció de dolor, pero no se quejó.

El recuerdo rápidamente se esfumó ante él, y apareció la misma niña, un poco más crecida, leyendo un libro sobre una cama de doseles, muy parecida a las de Hogwarts. En la habitación no había nada que delatara su edad, podría haber sido incluso la habitación de sus padres. Al aproximarse, vio que los ojos de ella estaban fijos en un lugar, cuando deberían estar recorriendo los renglones de la página. Se posicionó dónde podía ver lo mismo que ella, y sobre la página del libro vio una foto de una mujer que conocía bien: Tarja Veranen.

Escuchó un ruido en la ventana y volteó a ver. Era de noche, y alguien trepaba por ahí. Miró a Giselle y vio que se había desvanecido. Volvió a mirar a través de la ventana, y descubrió que era ella quien estaba entrando furtivamente hacia la habitación. Pero tendría ya cerca de 17 años, y llevaba ropa muggle como la que usaría cualquier adolescente de su edad. Iba tarareando una canción, estaba sonriente, y con los ojos encendidos por la emoción.

Cuando terminó de entrar, continuó tarareando en un susurro. Fue hacia un armario enorme y sacó un camisón. Fue hasta su cama, se cambió de ropa, y luego tomando lo que antes llevaba puesto se dirigió a un viejo baúl. De hecho, era el mismo que ahora tenía en Hogwarts. Quitó todo lo que había dentro, y removió un piso falso. Debajo había CD de bandas de rock y heavy metal. Posters de personas con mucho maquillaje oscuro y accesorios metálicos colgando de su cuerpo y sus ropas. Había también algunos de esos accesorios dentro del baúl. Giselle colocó ahí su atuendo y luego cerró el baúl.

Alguien tocó la puerta.

_Adelante -respondió Giselle, que nuevamente estaba vestida, en su cama, leyendo un libro. Era de día, en el mismo lugar. Su vida debía haber sido muy rutinaria para que todos los recuerdos que tenía sucedieran en el mismo entorno.

_Esta listo el almuerzo, señorita Sarah, la esperan sus padres para comer -dijo una voz desde afuera.

_Iré enseguida -sin más, se levantó y salió por la puerta cerrándola delicadamente y casi sin hacer ruido. Cuando terminó de cerrarla, todo el lugar se ensombreció. Miró la puerta nuevamente, y ya no se encontraba en el cuarto de Giselle... estaba frente a la puerta de un desván que conocía muy bien.

((Godeo un toque y de última chistame y edito))

Avanzó unas partes y tomó el picaporte con una mano temblorosa de la ansiedad. ¿Cómo podía Giselle haber estado en ese sitio? Abrió la puerta, y una neblina púrpura y fría salió de ella. Intentó entrar, pero todo era tinieblas, oscuridad. Sintió el aliento de la muerte en la nuca y el temor lo invadió por completo. Miles de voces hablaron al mismo tiempo, diciendo lo mismo, como si recitaran un juramento en una lengua muerta que desconocía.

Después de eso, todo fue silencio y quietud.

Sus sentidos se acusaron tratando de descubrir algo. Pero lo más terrorífico es que no podía sentir nada. Y en ningún lugar conocido por la humanidad puede dejar a un hombre desolado de cualquier sensación. Y eso era lo más aterrador que había experimentado. Quiso gritar, y lo hizo, pero no pudo escuchar nada. Se llevó las manos a la boca y luego a la cabeza, como si necesitara asegurarse de que esta seguía allí.

Repentinamente una mano lo tomó. Y luego otra. Y otra. Eran diez, veinte manos que lo sujetaban por todo el cuerpo. Luego más y más. Sintió un tirón y su cuerpo su lanzado por los aires... si es que había aire allí.

Caía... caía... cayó. Abrió los ojos. Se encontraba nuevamente en el piso de la enfermería, junto a la cama de Giselle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/17/2013, 9:09 pm

El nudo que Tarja sentía en la garganta cayó hasta su estómago al escuchar las noticias de su colega. Estaba tan asustada de que no pudieran encontrar una cura para lo que sea que afligiera a su sobrina que comenzó a temblar de manera leve pero incontrolable. Ni siquiera estaba de ánimo para seguir enojada con él por no saber suficiente de magia negra aunque fuera el profesor de Defensa contra las artes oscuras. Después de todo, aún no había recibido su título y era un hombre que enseñaba a niños conceptos básicos, no tenía por qué saber de magia antigua. 

Estaba como en estado de shock. Su mente era incapaz de hacer las preguntas lógicas que cualquiera se hubiera hecho en su situación, como: ¿dónde podía alguien tan tranquilo como Giselle haberse pillado una maldición de magia oscura que ni el jefe de Slytherin podía revertir? o ¿de qué servía cualquier cosa que pudieran hacerle a su cuerpo por fuera si el ataque venía desde dentro?

Le tomó un segundo poder reaccionar a la pregunta de él, demasiado asustada como para pensar. Simplemente se había quedado ahí mirándolos con la mente en blanco hasta que finalmente entendió que le hablaba a ella. Asintió un par de veces con vehemencia, palideciendo aún más de lo que ya estaba. Parecía a punto de desmayarse en cualquier momento, pero el temor a no volver a ver a la niña de sus ojos si los cerraba siquiera un segundo la mantenía consciente. Ya pensaría más tarde que por esa razón es que ella no estaba capacitada para ser jefa de casa. Se estaba comportando como una infanta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/17/2013, 9:34 pm

Matt también asintió una vez y luego se concentró en la muchacha. De nacimiento, tenía facilidad para la legilimancia, lo cual le había generado los suficientes problemas en la vida como para que dedicara una buena porcion de ésta a estudiar Occlumancia para evitar enterarse de cosas que realmente no quería saber sobre los demás... como qué opinión les merecía por ejemplo. 

Después de bastante resistencia por parte de la mente de Giselle, Matt encontró un punto débil por el cual entrar. Se imaginó que tal había sido el mismo por el que la maldición que la afligía había penetrado en su cabeza... si es que allí se alojaba. Le resultaba bastante probable siendo que, a pesar de los síntomas físicos que mostraba, era extraño que la mente de alguien casi inconsciente se hallara tan cerrada a sus dones. La excepción hubiera sido que ella tuviera una inclinación natural a la Occlumancia, lo cual Matt desconocía. 

Una rápida sucesión de recuerdos ajenos le invadió la mente. Pudo ver una niña siendo retada de manera anticuada, estricta y demasiado dura para tratarse de un infante. Sintió pena por ella y pensó en sus propias hijas, pero enseguida su anfitriona lo llevó de largo hacia otro recuerdo. Esta vez, examinando la fotografía de la mujer que ahora parecía desfallecer de preocupación por ella. Debían ser mucho más cercanas de lo que él había imaginado en un principio, mas no se lamentó el haberla maltratado antes, cuando lo había interrumpido. 

Una sonrisa ladeada apareció en su rostro al enterarse de los gustos musicales de la joven. Debía ser la primera y única cosa que tenían en común. Se sintió joven y eso fue agradable. Últimamente, la vida no dejaba de hacerlo sentir como un viejo amargado.

Intentó recuperar el control de su entorno ahora que había dado a su anfitriona, o lo que fuera que la estuviera poseyendo, un falso sentido de seguridad. Intentó llevar el viaje hacia los recuerdos más inmediatos, aquellos previos al momento en que estaban, a cómo había ido a parar a esa cama en semejante estado.

Se encontró frente a una puerta, que abrió con miedo, con un terror que le erizaba los cabellos de la nuca. ¿Cómo podía una niña como ella estar en un lugar así? ¿Estaba realmente en el recuerdo correcto? La neblina que apareció parecía confirmarlo, pero aquél lugar no podía encontrarse dentro de los límites del castillo... y si no lo estaba ¿dónde? Tal vez una inspección más a fondo del lugar pudiera informarle sobre el objeto o la persona que había causado el maleficio y brindar información sobre cómo revertir la situación que tenían entre manos. Lo sorprendente era que el otro chico, en igualmente mal estado, exhibiera síntomas tan disimiles. Quizás estuviera en un estado más avanzado de lo mismo o se tratara de algo totalmente distinto... siendo que él no había sangrado pero sí había tenido ataques.

Finalmente sintió la soledad, el silencio y la imposibilidad de moverse... la desesperación creció en su pecho, pero se mantuvo mentalmente calmo al saber que solamente estaba reviviendo un recuerdo ajeno. Sin embargo, era lo suficientemente poderoso como para acelerar su corazón y respiración. Eso también era algo inusual. 

"Tranquilízate, Adams." Susurró dentro de su cabeza. "Estamos trabajando para sanarte, pero necesito saber..."

En ese momento, la maldición en la mente de ella hizo el equivalente de expulsarlo de un cuarto de una patada en el pecho y sintió una especie de golpe de energía kinética que lo sacudió en el plano físico. 

Abrió los ojos sintiéndose exhausto. Buscó la mirada de su tía instintivamente. "Giselle está ahí adentro. Está consciente, pero parece incapaz de mover su cuerpo, como si el mensaje no pudiera llegar del cerebro a sus extremidades." Explicó con voz cansada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sarah Adams

avatar

Femenino Géminis Edad : 18
Mensajes : 716
Humor : Taciturna, melancólica, cabizbaja.

Datos del Personaje
Signo: Geminis
Casa: Ravenclaw
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/20/2013, 1:16 am

Giselle no había elegido los recuerdos por los que Matt había pasado. Al menos, no de manera consciente. Los había sentido entrar en su mente, por un recuerdo desagradable de su infancia. En el apuro por disolver ese recuerdo, lo pasó a otro que tampoco le gustaba tanto. Y así, tratando de sacarlo de su intimidad, resultó por meterlo más en ella.

Finalmente lo perdió de vista, por decirlo de algún modo. Por un instante no estuvo segura de si había salido o no se su cabeza. Y y entonces escuchó su voz, pero ya no lo veía. Había comenzado una frase, que se vió interrumpida con una sensación extraña. Sintió como si sus ideas hubieran tomado forma corpórea y estuvieran chocando entre sí, y después, escuchó voces nuevamente en la enfermería.

No sabía cómo, pero Matt había descubierto que ella estaba consciente y no podía moverse. Había explicado a la perfección su sensación: la orden del cerebro, no llegaba a sus extremidades.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/23/2013, 11:44 am

Tarja esperó. Estaba acostumbrada a esperar. En cierto modo, toda su vida había sido una espera. Sin embargo, esta vez se le hacía interminable y el mantenerse calma, casi imposible. Tras los primeros eternos segundos en que quedó claro que su colega tardaría algún tiempo, neiti Varanen hizo algo que no hacía desde que había visto a su mejor amiga morir.

Bajó la cabeza y rezó en silencio, intentando contener las lágrimas que le corrían lentamente por las mejillas. Una cortina de cabello le ocultaba el rostro de la misma manera que a Giselle, y hasta su postura, generalmente más segura que la de la niña, era ahora comparable con la de ésta. 

Cuando su colega habló, Tarja levantó la cabeza y lo miró con ojos húmedos, si bien había dejado de llorar hacía rato. Sus palabras la desconcertaron, por lo que tardó en responder. "¿Qué hay de su cuerpo? Esas heridas..." No sabía ni cómo describirlas, mucho menos cómo empezar a curarlas. ((Che ¿¿y de ésta cómo salimos al final?? ¿Habíamos quedado en algo?))

Tendió una mano para acariciar la frente de su niña, como quitándole el cabello de ésta en un movimiento tan suave como le fue posible. Tenía temor a que volviera a romperse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lazarus Jones
Buscador de Hufflepuff
avatar

Masculino Edad : 17
Mensajes : 315
Humor : Distraído
Carrera : Colgado atómico

Datos del Personaje
Signo: Acuario
Casa: Hufflepuff
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/23/2013, 11:49 am

Al otro lado del biombo, la enfermera había logrado que Laz dejara de convulsionar y volvía a yacer tranquilo sobre el camastro con el rostro perlado de sudor y extremadamente pálido, lívido incluso si uno observaba la tonalidad violácea de sus labios. Pero el muchacho todavía respiraba. Su piel estaba tan caliente que nadie hubiera adivinado el tremendo frío que había sentido antes de desmayarse, como si lo hubieran sumergido de cabeza en agua de deshielo. La pila de mantas que lo cubría de pies a cuello no parecía tener efecto sobre su repentina incapacidad de regular la temperatura corporal.

Alguien mencionó llamar a sus padres. Un rincón alejado de su mente registró eso y Laz hizo un esfuerzo para salir de la inconsciencia. "No..." murmuró con voz rasposa. "Son muggles..." Volvió a musitar antes de regresar a la tierra del dulce olvido que es la falta de consciencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/23/2013, 12:09 pm

Él había llegado a la conclusión de la manera más simple. Había sentido la batalla en la mente de Giselle, la desesperación por moverse y la impotencia de no poder hacerlo. Claramente, la orden estaba siendo dada a sus músculos, pero por alguna razón no se veían resultados.

Matt negó con la cabeza, tan angustiado como ella, pero por otros motivos. Era bastante obsesivo de su trabajo, porque la posición le confería poder y tenía mucho orgullo propio por estar a punto de graduarse como Auror, por más que no ejerciera. Que una situación "de chicos", en un colegio le estuviera ganando la batalla que a él se le antojaba personal, era angustioso.

Bastaba ver la falta de compostura de Varanen para darse cuenta de que tendría que ser él quien cargara con la responsabilidad de todo frente a Willilams... y Williams no era Marduk, quien lo adoraba y al que había sabido manejar a su antojo. Este nuevo director tenía una voluntad de hierro contra la que los encantos de Matt carecían de influencia y parecía condenar con la mirada las maneras zalameras con las que se conducía cuando quería lograr algo.

"No pude acceder a sus recuerdos más recientes. Algo... como una barrera, me lo impidió." Explicó. Mentalmente rogó que Varanen le dijera que su sobrina había tomado clases de Occlumancia en Durmstrang o algo por el estilo. Así no sentiría que había fallado de manera personal... aunque si una niña podía bloquearlo, también sería una derrota. Se obligó a concentrarse en lo que era importante, no su orgullo, ciertamente. 

"No sé cómo tratar esto, pero creo que conozco a la persona que puede." Informó apenas se le ocurrió pensar en Doc Nash. "Iré a buscarlo." Se puso de pie dispuesto a marcharse. Esperaba que ella no le hiciera una escena por dejarla sola. En todo caso, que llamara a Jackson o a cualquier otra persona, pensó. 

"Intente comportarse como la jefa de Hufflepuff y llame a los padres del muchacho." Le rogó al traspasar el biombo. "Si no se apresuran, podrían no llegar a despedirse de él." Juzgó por el color de sus labios. Luego se marchó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chasen Nash
Auror/Medimago
avatar

Masculino Libra Edad : 36
Mensajes : 29
Humor : Buen humor =)
Carrera : Medimago/Auror (es el 'doc' del equipo de Aurors)

Datos del Personaje
Signo: Libra
Casa: Ex-Gryffindor
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/26/2013, 8:14 pm

Una hora más tarde, "Doc" Nash se adentraba en la enfermería con su maletín y su túnica/guardapolvo blanco de medimago. Había tenido que pedir permiso en el Ministerio para salir antes, pero el Jefe del departamento de Aurors estaba acostumbrado a ese tipo de emergencias que le surgían esporádicamente. Era un hombre de familia que no hubiera sabido decir que no ante la perspectiva de que su subalterno ayudara a unos niños en la escuela. 

Se detuvo frente a la cama de Lazarus, la más cercana a la puerta. Lo oscultó, le tomó el pulso y la temperatura, que estaba casi al punto de la hipotermia a pesar de la pila de mantas mágicas que notó encima del muchacho. Negó con la cabeza con expresión sombría. "Esto es serio." Informó a Matt que asumía debía haber entrado detrás de él según toda lógica. "Es el tipo de heridas y maldiciones que se ven en el campo de batalla, no en una escuela, Rogers. Esto es serio." Repitió con incredulidad. ¿Acaso podían haber infiltrado Hogwarts las personas que él y sus colegas intentaban cazar por todo el Reino Unido? Pero más importante ¿qué podían ganar atacando a un par de niños?

((Un poquito de godmodeo de parte del doctor, que para algo es el que más sabe (?) pero es con autorización))

Como primera medida, intentó los básicos encantamientos contra-maldiciones, pero su paciente comenzó a convulsionar nuevamente, como había sucedido cuando la enfermera había probado un tratamiento. Con más experiencia que ella, Nash logró calmar los sacudones y devolver al joven a su estática livedez con una mueca de reprobación. Cada vez le gustaba menos lo que veía. "La maldición se resiste a todo intento de cura." Concluyó después de repetir la operación otras dos veces con distintos desencantamientos solo para obtener el mismo resultado.

Se volvió hacia su maletín y sacó un pequeño amuleto tallado en madera oscura. Tenía forma de runa y pendía de un simple cordón de cuero negro. Luego sacó de su maleta un frasquito de vidrio azul que le cabía en la palma de la mano. Se lo llevó a los labios y comenzó a murmurar un encantamiento que hizo brillar la poción con su vidrio contenedor en una luz blanca. Acto seguido, tomó de manera ausente una vieja jeringa de su maletín y la rellenó con la poción que era de un color celeste cielo. La inyectó en el brazo del muchacho con dificultad. Su cuerpo duro y grisáceo hacía difícil encontrar la vena. ((El amuleto debería "congelar" la maldición lo suficiente como para curar parcialmente al chico hasta que se puedan estudiar más los síntomas minimizados por el amuleto y saber de qué se trata. Lo mismo para Sarah)).

En cuanto hubo terminado, se puso en pie y recorrió la enfermería con mirada clínica, buscando al otro paciente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/26/2013, 8:24 pm

Efectivamente, Matt venía detrás de él, intentando seguir el paso del otro hombre que era más alto. Lo había ido a buscar al Ministerio y puesto al tanto de la situación mientras recorrían los terrenos del castillo y los tres pisos que separaban el Hall de Entrada de la Enfermería. 

"Lo sé." Dijo en voz baja. Era el tipo de situación ominosa hacía sentir empequeñecido hasta al hombre más engreído. El muchacho parecía a punto de morir en cualquier momento y estaba a su cargo. Por supuesto que era algo serio. Se preguntó dónde demonios estaba Jackson, pero después recordó que se había pedido la mañana libre para llevar a Tessa al médico. Genial. Todos los desastres tienen que suceder siempre cuando estoy a cargo, pensó irritado. Dos de los jefes de casa ausentes el mismo día y ocurría una tragedia de esas. ¿Sería casualidad o alguien en el hospital sabía que la pareja tenía turno con el obstetra y planeó el ataque para ese día en particular? ¿Con qué fin? No podía comprenderlo él tampoco. Eran solo niños y ninguno de los dos tenía parientes influyentes como para asumir que se trataba de venganza o pedir un rescate a cambio del antídoto o contramaleficio. Era de lo más grave. Desde que creyera que su mujer estaba muerta, nunca había sentido miedo. Ahora lo sentía. ¿Y si perdía a dos estudiantes?

"¡Te lo dije!" Protestó al ver con horror que el muchacho volvía a convulsionar. Recién cuando éste regresó a la normalidad pudo Matt relajarse parcialmeente. Se lo notaba tenso, algo muy poco habitual en él, que se sentía el león rey de todo su territorio, siempre cómodo en cualquier situación, imposible de sorprender o alterar sin importar la circunstancia.

"¿¡Podrías dejar de hacer eso!? ¡No sirve de nada y podrías matarlo!" Protestó aunque no sabía nada de medicina. Simplemente lo había impresionado ver la manera en que el chico se sacudía cuando intentaban curarlo. Más bien necesita un exorcismo, pensó a modo de broma negra de muy mal gusto. Cuando su amigo se levantó volvió a salir del ensimismamiento en que se había encerrado para no tener que presenciar más de lo que sucedía. Incluso había volteado la cabeza a un lado hasta que Nash se puso en pie. "Detrás del biombo." Indicó con un gesto vago de la mano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tarja Varanen
Jefe de casa (Hufflepuff)
avatar

Femenino Tauro Edad : 36
Mensajes : 182
Humor : Tranquilo, depresivo
Carrera : Profesora de Adivinación

Datos del Personaje
Signo: Tauro
Casa: Ex-Durmstrangs
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/26/2013, 8:36 pm

Negó con la cabeza. "Eso no debería suceder. Estoy bastante segura de que Occlumancia nunca estuvo en su currícula de estudios, aunque tendría que contactar al tutor para confirmarlo." Dijo en parte para él y en parte para ella misma.

Abrió la boca para rogarle que no la dejara allí sola, pero se contuvo. Era la jefa de casa, no sólo tenía que mantenerse en una pieza, sino que encima se esperaba que fuera capaz de solucionar ese tipo de situaciones. Lamentó el momento en que Marduk había confiado en ella ese puesto, pero no habiendo en el momento ningún miembro del personal que hubiera egresado de Hufflepuff, las opciones estaban limitadas. Todo el mundo había concordado en que era mejor una extranjera que alguien de otra casa, si bien no la había hecho menos despreciada por ser de afuera. De seguro ellos hubieran esperado que una pitonisa local y egresada de la casa adecuada apareciera para guiar a los huroncitos y cubrir el puesto de la materia que estaba vacante. 

Apretó los labios y asintió ante las palabras de Rogers, que eran tan duras para ella como si acabara de abofetearla, mas era una bofetada bien merecida. Esperó a que él se marchara y luego echó una última mirada a su sobrina, con cara de perro bajo la lluvia. "Lo siento mi niña. El profesor Rogers tiene razón. Debo poner a la familia de Jones sobre aviso y escribir a tu padre." Explicó como si no hubiera oído que el chico había rogado en su único momento de lucidez que no se avisara a su casa. Había estado pendiente de cada cosa que sucedía al otro lado del biombo por puro miedo a que el chico se le muriera ahí. Era de su casa después de todo, su responsabilidad tanto como Giselle. 

"Volveré en cuanto pueda, querida." Anunció acariciando su manito. Se ausentó una media hora de la enfermería y regresó detrás del biombo con el semblante tan ensombrecido y asustado como si hubiera visto no solo un fantasma, sino uno que le echaba a ella la culpa de algo. Tal vez si no hubiera hecho la vista para el otro lado cuando su sobrina rompía las reglas en un intento por ser normal, eso no hubiera sucedido. Ahora que había tenido tiempo de pensar, se había sentido responsable. También había escrito una corta misiva a Jackson para ponerlo al corriente de la situación, segura de que Rogers lo habría olvidado. En parte, lo había necesitado para calmarse. El pensar en él y saber que estaba sobre aviso la dejaba más tranquila. Al regresar, se excusó y volvió a decirle palabras tranquilizadoras mientras esperaba sentada a su lado.

La conversación al otro lado del biombo la asustó de muerte y tembló levemente. Se levantó de la cama para que su sobrina no sintiera la vibración y se quedara tranquila.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lazarus Jones
Buscador de Hufflepuff
avatar

Masculino Edad : 17
Mensajes : 315
Humor : Distraído
Carrera : Colgado atómico

Datos del Personaje
Signo: Acuario
Casa: Hufflepuff
Año: 7° Hogwarts

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/26/2013, 8:53 pm

Laz había venido empeorando más y más en su condición en la ausencia del profesor Rogers y se veía realmente muerto cuando éste finalmente regresó con el otro médico. Estaba pálido, violáceo en algunas partes y con el cuerpo mostrando algunos signos de rigor mortis. Su temperatura era la de un cadáver, su pulso, apenas audible, pero aún no estaba muerto. 

Los tres episodios de convulsiones lo sacudieron cual muñeco de trapo en la tormenta. Durante el final del último, cuando el médico estaba intentando controlar su ataque, el cuerpo de Lazarus se incorporó en la cama como sentado y miró a Nash y a Rogers con los ojos en blanco durante un largo momento antes de que su boca se abriera y palabras comenzaran a salir de ellas en una voz antinatural e inhumana que en nada se parecía a la suya propia.

"Las hordas de la muerte reanimada se levantarán de su sueño eterno para marchar nuevamente por la causa que consumió sus vidas. Los ideales del líder caído encontarán nuevo anfitrión en el carisma de la sangre jóven que, protegida por el culto de las sombras, hará reinar la oscuridad por más de treinta años. Si el cordero del mal no es sacrificado el día del solsticio de invierno, dará paso al tercer despertar de aquellas almas sedientas de sangre impura que traerán con ellas el frío manto de la muerte negra, que acabará con muggles y mestizos por igual." Luego de ese momento en que había dado la impresión de estar más o menos vivo, regresó a su estado moribundo como si nada hubiera sucedido. 

Recién cuando el amuleto fue puesto alrededor de su cuerpo la cosa comenzó a cambiar. La runa que ahora lo protegía había "congelado" la maldición, paralizándola momentáneamente y evitando que peleara contra los intentos de cura. 

A partir de que la sustancia mágica entró en sus venas, Laz sintió un calor recorrer su cuerpo desde el lugar en el brazo donde le habían inyectado. Se extendía por todo su cuerpo, primero tibio y luego ardiente como un fuego interno que no parecía tener intención de apagarse. Podía sentir todo eso en un estado de semiinconsciencia que estaba más cerca del mundo de los vivos de lo que había estado en la última hora y media. No podía sentir nada de afuera, oír voces o pensar conscientemente, pero percibía el ardor, el fuego que lo consumía latiendo en sus venas débil, pero cada vez con más fuerza. 

Muy lentamente, su temperatura corporal comenzó a mejorar a partir de ese momento, y su aspecto también mostró un cambio favorable bastante obvio a pesar de que no hubiera ya nadie del otro lado del biombo para verlo. 

Recuperó la conciencia poco después, con la cabeza embotada, pero capaz de recordar lo que había sucedido. Instintivamente, buscó a Giselle con la mirada, pero no la encontró. Oyó ruidos y voces al otro lado del biombo a su izquierda y asumió que quien fuera que lo hubiera curado, debía estar trabajando en ella. El fuego se había retirado, dejándolo bañado en sudor y con el mismo frío inexplicable que lo había invadido desde que hubieran oído esa voz en La casa de los Gritos. Se incorporó levemente en la cama, apoyado contra las almohadas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Matthew Rogers
Jefe de casa (Slytherin) - Ex-Miembro de SOL Motorclub
avatar

Masculino León Edad : 31
Mensajes : 559
Humor : autosatisfecho
Carrera : Profesor de DADA, Empresario

Datos del Personaje
Signo: Leo
Casa: Ex-Slytherin
Año: Egresad@ de Universidad

MensajeTema: Re: Entran dos...   10/26/2013, 10:35 pm

A demás de las convulsiones, la profecía que el muchacho acababa de lanzar lo había hecho sentir un miedo frío que le bajaba por la espalda, como si la temperatura de todo el cuarto hubiera bajado de repente. 

En un principio se había sentido hipnotizado, sin poder apartar la vista del muchacho, pero a la mención de un sacrificio apartó el rostro y ya no pudo volver a mirar ni al estudiante ni al doctor tratándolo. Simplemente miró el biombo a falta de algo mejor con qué entretenerse. Sentía que perdería la cordura si se quedaba allí y no recordaba si en medio de todo ese escándalo había recordado tomar ese día su poción. ¿Estaría acaso alucinando? Sin su poción, todo era posible y no tenía manera de saber qué era verdad y qué, parte de su imaginación.

Mientras Nash se dirigía a tratar a la chica, Matt se llevó la varita a la sien y se quitó el recuerdo de lo que acababa de presenciar de dentro de su cabeza. No toleraba la idea de seguir pensando en lo que había escuchado, mas comprendía la necesidad de preservarlo. Se apresuró a tomar prestado un frasco vacío de la estantería de la enfermera y puso su recuerdo ahí, el cual había llevado en la palma de su mano con sumo cuidado, como quien transporta mercurio líquido. ((y es lo suficientemente tarado como para tocarlo a mano limpia XD))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Entran dos...   

Volver arriba Ir abajo
 
Entran dos...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Donde el viento cambia de dirección
» Resultados de WAR GAMES 2014 desde CAMP NOU de Barcelona, España
» Nueve extraños entran en un bar... [Privada]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hogwarts University :: Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería :: Enfermería-
Cambiar a: